Home / Marcas / Bovet

Bovet

La marca de relojes Bovet es una marca familiar que nos cuenta la historia de Edouard Bovet. El nació en 1797, y era hijo de Jean Frédéric Fleurier, un relojero suizo.

Edouard viajó a Londres, donde adquirió experiencia en la fabricación de relojes de lujo.  Una empresa británica llamada Magniac lo envió después a Cantón, y allí se dio cuenta de que podía de vender relojes para hombres chapados en oro. El negocio en China era tan bueno que la familia de Edouard trasladó su producción a Fleurier, Suiza. Edouard regresó a Suiza y a su familia en 1830 y construyó una casa que es ahora conocida como el Palacio Chino y como el hogar de los relojes Bovet.

Después de la muerte de Edouard Bovet a la edad de cincuenta y dos, la marca continuó trabajando duro en sus relojes. Incluso ganó una medalla de oro en la categoría de relojes de lujo en la Exposición Internacional de París con un reloj chapado en oro creado para el emperador de China.

El sobrino de Bovet se convierte entonces en el nuevo presidente de la compañía y sub contrata a Charles-Ernest Bodillier, Jules Samuel Jequier y, más tarde, a Ami Leuba. En 1901, los hermanos Leuba compran la empresa.

Los herederos Leuba vendieron Breguet en 1918, y la marca fue oficialmente cerrada en 1922. Más de setenta años después, en 1997,  Bovet Fleurier Relojes SA abre nuevamente sus puertas y se establece en Fleurier.  También cuenta con una sucursal en Ginebra.

La marca ha creado un reloj que combina elementos que normalmente se encuentran en los relojes de bolsillo, terminales por ejemplo, y ha ganado varios premios desde que comenzó a producir relojes en 1997. La primera colección de la marca, llamada Fleurier tuvo mucho éxito. Más tarde crean una segunda colección llamada la Sportster.  Los relojes Bovet son especiales debido a la tradición de la empresa de emplear a mujeres artesanas, algo muy raro para las compañías relojeras tradicionales de Europa, y también por su magnífico esmaltado, encontrado en modelos como los de Pintura Fleurier en miniatura, el Tourbillon de cuerda automática, y sus grabados.

Los relojes producidos por Bovet siempre están en el pináculo de la moda, y ellos le hacen ver elegante y con clase donde quiera que vaya.

Scroll To Top