Breguet

Se dice que el fundador de Breguet estableció un alto estándar cuando creó los relojes Breguet. Hoy en día todos los relojes Breguet siguen siendo una expresión de arte relojero. Abraham Louis Breguet nació en 1747 en Neuchâtel, pero su carrera se desarrolló en París.

Los finos relojes franceses de Abraham han creado una historia triunfal que coloca a Breguet como líder del sector. Estos relojes combinan diamantes, oro y acero inoxidable de forma tan delicada que parece que salieran de las manos de los ángeles. Los herederos de Breguet todavía siguen la misma tradición de excelencia que es tangible en todos los modelos del producto, pero ahora usan modernas técnicas y diseños para capturar el mercado.

Los relojes Breguet fueron fundados en 1775 en París, y su primer modelo, nombrado Perpétuelle, tiene una esfera blanca y un movimiento automático. Los relojes que llegaron más tarde incluían relojes de oro con “agujas Breguet” para indicar la hora y un “trinquete” para optimizar la función. Usted puede ver las primeras colecciones de Breguet en el Louvre de París y en el Hermitage en San Petersburgo, Rusia.

Siendo un verdadero inventor, Breguet ideo el tourbillion en 1801, y unos años más tarde creó el primer reloj de pulsera para damas para Caroline Murat, reina de Napoles y hermana de Bonaparte.  Los relojes Breguet han fascinado a algunas de las mujeres más importantes de la historia. A través del tiempo, Breguet se convirtió en el fabricante de relojes para las elites financieras, científicas, diplomáticas y militares. Sus relojes se encuentran fácilmente en todas las cortes de Europa e incluso recibió las Legiones de Honor de Luis XVIII.

Abraham Louis Breguet murió en 1823, pero Breguet Watches continuó con la creación de relojes maravillosos y se mudó a Suiza en 1970. El año 2000 marca el 225avo  aniversario de Breguet, y en el año 2001 se cumplió el 200 aniversario del tourbillon.

El trabajo de los ingenieros y diseñadores que trabajan en Breguet Watches es evidente en sus impresionantes relojes, como la colección de la ‘Reina de Nápoles “, inspirada en el reloj hecho para Caroline Murat, y con características tan complicadas como las fases de la luna. Este reloj es de acero inoxidable, con esfera plateada, cronógrafo, movimiento preciso y correa de cuero.

Breguet incluso ideó una firma invisible que se encuentra en la esfera y que certifica al reloj como auténtico.