Home / Marcas / Carrera y Carrera

Carrera y Carrera

El escenario propicio para la creación de joyas exclusivas de alto perfil se remonta al año 1885 en la calle Santa Isabel de Madrid, donde José Esteban Carrera abre un pequeño taller con la finalidad de esculpir piedras preciosas, lo que al poco tiempo se convirtió en un boom y es que en 1960 tuvo el honor de elaborar la tiara nupcial de la novia del rey Balduino de Bélgica, Fabiola de Mora; trabajada de manera artesanal con incrustaciones de piedras preciosas.

Ahora bien, a principios de los años noventa la compañía pasa de padres a hijos. En 1970 Manuel y Juan José Carrera, primos provenientes de la cuarta generación de la familia de joyeros, toman las riendas del negocio y crean la marca Carrera y Carrera. La repetición en el nombre es precisamente lo que hizo que fuera una idea original, en donde renovaron por completo la imagen inyectándole un toque atrevido e innovador para complacer a las mujeres elegantes y apasionadas de la época.

Cabe destacar que un factor importante que incidió en que esta marca luego de su renovación marcara la pauta, fue el avance económico de España, que se encontraba en plena revolución social. Por ello, comenzaron a recibir los encargos más significativos realizados por Elizabeth Taylor, Audrey Hepbum, Balenciaga, entre otros, y a partir de ese momento el éxito de Carrera y Carrera se fue incrementando.

Pensando en la expansión internacional en el año 1980, los primos Carrera deciden abrir una filial ubicada en Estados Unidos, alcanzando alianzas para la distribución en Japón. Asimismo, en el año 1992 venden el 50% de Carrera y Carrera al grupo joyero de Hong Kong, Continental Holding.

Continuando con el proceso de internacionalización, en el año 1999 Carrera y Carrera consolida su desarrollo gracias al aporte financiero del Grupo 3i con la incorporación de María Eugenia Girón y Luis Urvois, especialistas en la industria de la orfebrería. El objetivo principal era modernizar la marca, ya que sus joyas lucían un poco anticuadas tras pasar el tiempo, es por ello que también se unen al equipo un grupo de nuevos diseñadores con amplia experiencia en este sector.

Dos años más tarde, cuando Carrera y Carrera estaba creciendo vertiginosamente, la empresa de cerámica Lladró aporta 15 millones de euros, convirtiéndose en una sociedad con un 45% de acciones distribuyendo sus creaciones en el mercado americano. Sin duda, la presencia en Estados Unidos de Lladró benefició mucho al desarrollo de Carrera y Carrera. Sin embargo, en el 2006 Lladró adquiere el 100% de las acciones, María Eugenia Girón abandona la compañía dejando en su cargo a Alain Viot.

Es importante destacar que la dirección general de la compañía es representada actualmente por la francesa Nathalie Guedj, quien trabajó en Cartier y Van Cleef & Arpels y con su vasta experiencia llegó a Carrera y Carrera con el compromiso de trabajar con un equipo de cien artesanos quienes se dedican enteramente a fabricar majestuosas joyas que cualquiera quisiera obtener.

Hoy en día, esta prestigiosa firma está presente en 26 países, con 19 boutiques y más de 250 puntos de comercialización. El ruso y el japonés son sus principales mercados, pero también sus tiendas pueden verse en París, Ginebra, México, Dubai y Ryad. Sus colecciones son comunes a nivel mundial pero también son adaptadas según el estilo de vida de cada región o la fisonomía de las mujeres, como por ejemplo en Japón las creaciones con más éxito son las pequeñas y delicadas debido a la espontaneidad de las damas; en cambio, en América y Rusia tienen un gusto por joyas de gran tamaño para así poder mostrarlas en eventos de gran clase.

 Creaciones impactantes

Dentro de las novedades de joyas creadas por Carrera y Carrera están presentes tres relojes considerados una verdadera obra de arte. Los modelos Ruedo y Gardenia en sus dos presentaciones, conforman una colección sofisticada y particular. El modelo Ruedo posee un movimiento de cuarzo, su correa es de color negra de seda, el fondo es atornillado en oro amarillo al igual que la hebilla, y su esfera es de color blanco nácar.

Asimismo, el modelo Gardenia uno en oro amarillo y otro en oro blanco, muestra un reloj con piezas cuidadosamente trabajadas, donde también está integrada la seda negra en la correa. Todos estos modelos tienen un diámetro de 38mm.

Por otro lado, Carrera y Carrera lanza una colección inspirada en el amor, la frescura y la elegancia; conformada por relojes con un estilo clásico y otros un poco más sofisticados. Todos con un exclusivo concepto de bisel y tapa intercambiable, se distinguen por el oro amarillo y el blanco, combinados con diamantes logrando de esta manera la versatilidad en cada pieza creada.

Los nombres Gardenias, Bambú, Círculos de Fuego, Baile de Mariposas y Aqua conforman la lista de relojes Carrera y Carrera, que se han convertido en un símbolo de reputación y grandeza para quienes tienen la fortuna de llevar en su muñeca, al menos un ejemplar de esta maravillosa firma española.

Las colecciones de Carrera y Carrera se renuevan cada año y entre las piezas más emblemáticas está el anillo Lago de Rosas, los zarcillos Mumbai y el reloj Avalon, su más reciente creación que posee diamantes, cristal de zafiro con el movimiento de cuarzo suizo incorporado. Hoy en día los clientes están en una lista de espera para poder adquirir estos inigualables diseños.

Scroll To Top

Web Design & Development by BelugaLabs