Wyler

Wyler, una muy conocida marca suiza de relojes que fue fundada por Paul Wyler. Cuando Paul tenía alrededor de 27 años de edad, en 1923, introdujo por primera vez los movimientos de precisión de 19 líneas y de 16 líneas. La característica principal de estos movimientos, el volante Incaflex, estaba protegido por dos brazos elásticos y curvos. Estos brazos fueron diseñados para absorber los golpes que pudieran afectar a la rueda de balance. Wyler fundó la Wyler Watch Company en marzo de 1924, en Basilea.

Innocente Binda, un empresario italiano que creó el Grupo Binda con sede en Milan (hoy en día uno de los mayores grupos de relojería y actualmente la empresa matriz de Wyler Genève) fue uno de los mejores clientes de Wyler.

En 1937, Wyler lanzó un reloj único que era resistente al agua.  Lo que hacía diferente a este reloj era el cristal, que estaba colocado en medio de un bisel atornillado o pulsado, y el borde de la caja era sellado hidráulicamente mediante el ajuste conjunto del buje y del eje de enrollamiento.

Para demostrar que sus relojes eran extremadamente resistentes a los golpes, Wyler presentó en 1956 un espectacular truco publicitario: Dejó caer dos de sus relojes desde la cima de la Torre Eiffel y luego mostró al público que los relojes todavía funcionaban, incluso después de la tremenda caída.  Cuatro años más tarde, en 1960, el modelo automático y el modelo manual de su colección Incaflex fueron declarados relojes oficiales del ferrocarril de Santa Fe.

El Grupo Binda decidió reposicionar la marca en el 2006, y la reingresó al mercado bajo el nombre Wyler Genève. Durante la feria Baselworld del 2007, la marca presentó sus cronógrafos y tourbillions, y en el otoño del 2007, la empresa presentó el nuevo reloj Wyler-Zagato, creado junto a Zagato, el muy conocido Atelier italiano. El reloj tiene un movimiento de cuerda manual con una reserva de potencia de 8 días.

La compañía de relojes Wyler sigue comprometida con la producción de piezas innovadoras, robustas y fiables.